¿Cómo trabajamos?


Nuestro estilo pedagógico




Abiertos al futuro


Niños, jóvenes y adultos con esperanza, llamados a dejar huella en su alrededor y sobretodo que crean en ellos mismos trabajando la autonomía en el cotidiano asumiendo pequeños objetivos que construyan una visión abierta al futuro.


Activos en la vida


Niños, jóvenes y adultos en movimiento, implicados en su entorno, comenzando por su familia y su comunidad de vecinos trabajando la asamblea de compañeros.


Con compromiso social


Niños, jóvenes y adultos vinculados a su barrio donde su presencia tenga sentido de servicio trabajando con planes de inserción social y fomentando la participación comunitaria.


Con un “YO” en crecimiento


Niños, jóvenes y adultos preocupados por su desarrollo siendo actores principales de su currículum personal trabajando la capacidad responsable de decisión.


En diálogo constante y constructivo


Niños, jóvenes y adultos que deben abrirse a otros jóvenes y adultos. Sentirse parte de un global y abiertos al crecimiento trabajando las relaciones, participando en asociaciones y grupos de interés.


Con espíritu de trabajo


Niños, jóvenes y adultos comprometidos con su realidad, aprendiendo el valor del sacrificio para poder mejorar su espacio trabajando el compromiso en el cotidiano en relación a sus obligaciones.


Responsables con el consumo


Niños, jóvenes y adultos interesados por consumir con sentido. Conscientes del valor real de la responsabilidad con aquello más importante y necesario.


Con bienes compartidos


Niños, jóvenes y adultos que compartan el valor de la corresponsabilidad y el servicio a los demás trabajando la experiencia de vivir compartiendo vida.


Porque todos somos “UNO”


Niños, jóvenes y adultos activos para hacer frente a las adversidades y el empobrecimiento construyendo un tejido de proximidad al entorno del usuario que compense déficits.


Que encuentren respuestas


Niños, jóvenes y adultos que encuentren palabras para expresar sentimientos envueltos en un diálogo constructivo y acogedor trabajando para transformar actitudes negativas con espacios de encuentro y diálogo.


Ahora tu, mañana yo


Niños, jóvenes y adultos que vivan la experiencia de la seguridad recibida por su entorno con el sentimiento de confianza como valor de referencia trabajando con profesionales y recursos en red.


Que aprendan a decir “TE QUIERO”


Niños, jóvenes y adultos que llenen su corazón y vivan la experiencia destinada de dejarse querer trabajando el acompañamiento personal y el apoyo afectivo a través del equipo de educadores.


Atentos a un mensaje de compromiso humano


Niños, jóvenes y adultos en una sola familia, enriquecidos por el espíritu de la solidaridad y el amor universal.